Académico

A sus 71 años se tituló en Ciencias Políticas

 

A Hortensia Viderique las dificultades de la vida no la vencieron y logró cumplir uno de sus sueños que tenía desde pequeña: obtener un título en educación superior.

A sus 59 años salió bachiller del Centro de Educación Especial nocturno Don Bosco. Luego de concluir su formación escolar, no paró. Cuando tenía dudas se preguntaba: "Si estos muchachos pueden, ¿por qué yo no?" Así se animó y se inscribió a unos cursos de nivelación para cumplir su meta de ingresar a la universidad estatal cruceña a través de la Prueba de Suficiencia Académica (PSA).

El recorrido no fue fácil, pues estudiaba mientras trabajaba. Con frecuencia tenía que levantarse a las 5:00 para así tener tiempo de organizar su negocio personal y luego asistir a las clases en la universidad.

"Yo, desde pequeña tenía trazado un objetivo claro y lo tenía que cumplir", comenta ahora que tiene su título en mano.

A sus 71 años se graduó de la carrera de Ciencias Políticas y Administración Pública en la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (Uagrm). Para obtener el título optó por un taller de grado como modalidad de graduación.

En día de su desfile recibió un reconocimiento en el que se puede leer: "En mérito a su valiosa colaboración y apoyo incondicional brindada hasta la culminación de nuestra carrera profesional. "La recordaremos siempre”. Sin duda esta última frase es real, pues no todos los días se comparte las aulas de aprendizaje con una persona tan perseverante.

Uno de sus docentes, Alejandro Balcázar, la describe como "una estudiante ejemplar” y agrega, "nunca faltaba a clases, siempre participaba y era muy estudiosa”.

Incluso el vicerrector de la universidad estatal cruceña, Osvaldo Ulloa, la felicitó al mencionar que es un ejemplo de perseverancia y dedicación. "No hay límites para cumplir objetivos”, agregó la autoridad académica de la Uagrm.

Su recorrido

Viderique estudió los primeros cursos de secundaria en la ciudad de La Paz, en una unidad educativa nocturna, pues trabajaba en el día. "Yo envidiaba a las personas que podían estudiar en la mañana”, reconoce sobre sus sentimientos en aquellos años.

Luego, su familia se trasladó a Santa Cruz y tuvo que interrumpir sus estudios. Aunque con frecuencia se repetía que quería continuar su formación hasta convertirse en profesional.

La separación de sus padres también fue uno de los motivos que hizo que continúe postergando su formación.

A lo largo de la vida, para sustentarse, tuvo distintos trabajos. Un par de años trabajó en una telefónica y también tuvo un negocio de comida.

Proyecta seguir estudiando

Para salir adelante en la universidad desde un inicio se fijó una forma de estudio, lección avanzada, lección releída, comprendida y aprendida. Incluso optó por llevar a sus clases una grabadora a fin de poder repasar las lecciones en su hogar. "No hay que estudiar solo para el examen”, resalta.

Consciente que en la actualidad no es suficiente tener un título profesional para poder desempeñarse en el área de formación, Hortensia planea seguir estudiando. Esta vez un diplomado en Políticas Públicas y Gobernabilidad.

Fuente: EL DEBER


Publicado el 16/12/19 11:49