Institucional

Se pide Pacto Fiscal, Jubilación Digna, eliminar Techo Salarial y permitir doble percepción

La discusión y definición del pacto fiscal, una jubilación digna, la eliminación del techo salarial y doble percepción para que los docentes ordinarios puedan dictar cátedra en postgrado son las propuestas que hizo conocer hoy el rector en ejercicio de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (UAGRM), Oswaldo Ulloa, en una conferencia de prensa.

La discusión y definición del pacto fiscal, una jubilación digna, la eliminación del techo salarial y doble percepción para que los docentes ordinarios puedan dictar cátedra en postgrado son las propuestas que hizo conocer hoy el rector en ejercicio de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (UAGRM), Oswaldo Ulloa, en una conferencia de prensa.

La Universidad es solidaria con el nuevo gobierno de la presidente Jeanine Añez y el proceso de transición para elegir nuevas autoridades, remarco Ulloa al destacar que también debe resolverse y tomar decisiones sobre el pacto fiscal, una jubilación digna, similar a la de los militares y policías, la eliminación del techo salarial y la doble percepción para docentes que dicten clases en postgrados.

Explicó que la lucha contra la desigualdad expresa que todos los ciudadanos bolivianos son iguales ante el Estado. Por lo tanto, son iguales dentro del gasto público. En consecuencia, la distribución de los recursos, entre los departamentos, municipios y regiones debe guardar relación directa, no solo con el número de habitantes que tienen, sino también con la necesidad de promover alternativas y oportunidades para la gran mayoría de los habitantes.

El Vicerrector destacó que el pacto fiscal ayudará a que la asignación de nuevas atribuciones y competencia autonómicas sea simétrica porque las gobernaciones, alcaldías, universidades, gobiernos indígenas autónomos y regiones implementarán todas sus competencias, sin tener miedo a no contar con el dinero necesario.

“Como universidad y departamento nos sentimos discriminados porque no recibimos la cantidad de recursos que deberíamos recibir. El INE realiza las actualizaciones inter censales año a año y nos muestra que no recibimos la cantidad de recursos que necesitamos. Por ese motivo, cada año, recibimos a menos estudiantes en nuestra Universidad”, precisó.

JUBILACIÓN DIGNA

Al referirse al sistema de pensiones, advirtió que es preocupante porque sectores importantes como los trabajadores de la educación y la salud, cuando se jubilan, solo reciben entre 20 ó 30 por ciento de su salario.

El sistema tal como está condena a los trabajadores a recibir pensiones miserables”, dijo y citó como ejemplo que un trabajador que gana más o menos de Bs9.000 recibirá una pensión de solo Bs.2.000. Una persona que tiene un salario de Bs13.500, se jubila con Bs3.000 y un docente universitario que gana Bs22.000 percibirá una jubilación de entre Bs3.500 a Bs4.000.

En contrapartida, los militares y policías de alto rango se jubilan casi con el 100% de sus salarios.

TECHO SALARIAL Y DOBLE PERCEPCIÓN

Ulloa explicó que los salarios que perciben los docentes de todas las universidades del sistema público nacional no está acorde con su nivel profesional ni laboral. Según cálculos un docente con más de 30 años de trabajo debería percibir un sueldo superior a los Bs20.000 que compense la inversión de su formación.

Sin embargo, la Ley Financial establece que nadie puede recibir un salario superior al que gana el Presidente del Estado que asciende a Bs24.241. Este techo ocasiona que los docentes renuncien a la cátedra universitaria para trabajar en empresas privadas, abandonando la docencia universitaria.

“En la UAGRM existen docentes investigadores con grado de Magister y Doctorado que realizan un arduo trabajo de investigación permanente que su salario no está acorde con la responsabilidad y preparación académica que tienen”, dijo el Vicerrector.

Sobre la doble percepción, explicó que los docentes ordinarios no pueden dictar clases en las unidades de postgrado porque este segundo salario se considera como doble percepción. Por esa situación los colegios de postgrado deben recurrir a docentes de empresas privadas, cuya formación en muchos casos no está acorde a los requerimientos y exigencias de un curso postgradual.


Publicado el 02/12/19 18:07